Nuestro compañero Ibai Cebrian, experto en materia medioambiental nos habla sobre estrategia de sostenibilidad empresarial

 

La sostenibilidad es algo que nos es familiar a todas las personas, no en vano son ya muchos años hablando de este término, que se hizo visible en 1987. Se dio a conocer cuando apareció en el Informe Brundtland y que tan cercano se nos hace hoy su definición como aquel desarrollo que «satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer las suyas».

En el ámbito empresarial, significa gestionar los negocios de manera rentable pero también responsable y ética, considerando el impacto ambiental, social y de gobernanza, de tal forma que hoy en día, se deben conjugar ambos planos, quizás habitualmente asumidos como antagónicos.

La sostenibilidad empresarial se aplica a los negocios para que, además de generar una rentabilidad financiera, creen valor ambiental, social y económico a medio y largo plazo, en las comunidades donde operan y en las generaciones futuras: las empresas serán sostenibles o no serán.

En ambos casos, es fundamental poner a las personas en el centro de las actuaciones, ya que impulsan las empresas como proveedores, plantilla, clientela y personas consumidoras que conforman la sociedad en su conjunto.

Entre las cinco tendencias clave que apuntaba Forética en materia de sostenibilidad a principios de 2024, destacaba el posible enfriamiento regulatorio en materia ESG (ambiental, social y de gobierno corporativo por sus siglas en inglés) con el nuevo ciclo político que se abrirá en Europa y Estados Unidos y la integración de la sostenibilidad en los organigramas corporativos.

En cualquier caso, y siendo cierto que habrá que estar atentos al ritmo político marcado por el ciclo legislativo europeo-estadounidense, estos últimos años dejan una herencia normativa con mucho avanzado y otro tanto en distintas fases de negociación e implementación, en materia de sostenibilidad en la Unión Europea.

Todo ello nos anticipa que la próxima Comisión seguirá la senda emprendida. Sólo en materia de acción climática y en el horizonte próximo, la ley europea del clima establece que se debe aprobar el objetivo climático europeo a 2040; esto requerirá de un nuevo marco normativo y de incentivos para ser alcanzado.

el Tsunami Regulatorio

Ilustración 1. Fuente: El Tsunami Regulatorio que viene (EY) Tercera edición – Marzo 2024

 

En medio de este Tsunami regulatorio, término que ya en abril de 2021 apuntaba EY en su primer (ya van por el tercero, de marzo de 2024) informe “Sostenibilidad: El Tsunami Regulatorio que viene (I)”, en GRUPO GISMA tenemos la convicción de ayudar a las empresas de nuestro entorno, aportando valor a través de dos enfoques que creemos fundamentales:

  • Primero: simplificar, ordenar y priorizar las acciones hacia la sostenibilidad de las empresas y,
  • Segundo: integrar la sostenibilidad en las estrategias empresariales a largo plazo

¿Cómo se gestiona una estrategia de sostenibilidad para dar respuestas a estos desafíos?

Tras más de 27 años de trayectoria del GRUPO GISMA como catalizadores de transformaciones empresariales a nivel de personas y procesos productivos en el tejido industrial vasco, el camino hacia la sostenibilidad es una dirección natural en nuestra empresa: Hemos desarrollado y validado metodología para la integración de la sostenibilidad en las empresas, basada en la experiencia acumulada en la implantación de estándares internacionales de normalización y nuestro bagaje como consultores de estrategia, innovación y personas en todo tipo de empresas.

El equipo de Grupo Gisma conforma una consultoría especializada en dos grandes áreas: Personas y Normalización. El desarrollo transversal de ambas nos permite desarrollar tanto el horizonte estratégico como una propuesta de acciones y proyectos en línea con el desempeño ambiental, social y de gobierno corporativo de las empresa.

 

20240425 lineas trabajo Grupo Gisma para una estrategia de sostenibilidad empresarial

 

Además, planteamos este marco general para abordar una estrategia de sostenibilidad, comenzando con un diagnóstico inicial que nos permita simplificar, ordenar y priorizar un plan de acción que desarrollaremos después, a través de las distintas líneas de trabajo que desplegaremos en función de las necesidades de cada empresa y con la ayuda de un equipo de consultores acorde al conocimiento requerido.

Nuestro aporte está en que este camino hacia la sostenibilidad, que bien por convicción, obligación o exigencia del mercado, las empresas van a tener que transitar, lo afronten como una oportunidad para avanzar y ganar competitividad.

20240425 OPORTUNIDADES SOSTENBILIDAD GRUPO GISMA

La clave está en simplificar y priorizar, para poner el foco en aquello realmente importante. Si se consigue hacer de la sostenibilidad algo más sencillo, será más fácil poner en marcha acciones, que es de lo que realmente se trata.

Toda organización puede avanzar en ser más eficiente, sostenible y rentable, de la manera más simple posible, priorizando lo que realmente importa, desarrollando su propio relato, actuando para construir confianza e integrando la sostenibilidad en su estrategia empresarial.